Organízate con las colecciones Guarda y clasifica el contenido según tus preferencias.

Crear contenido útil, fiable y centrado en las personas

Los sistemas de clasificación automatizados de Google están diseñados para presentar información útil y fiable que se ha creado principalmente para ayudar a los usuarios y no para obtener un buen posicionamiento en los buscadores, entre los primeros resultados de la Búsqueda. Hemos preparado esta página para ayudar a los creadores a evaluar si el contenido que ofrecen cumple esos criterios.

Autoevaluar tu contenido

Evaluar tu propio contenido con estas preguntas puede ayudarte a determinar si es útil y fiable. Además de responder a estas preguntas por tu cuenta, te recomendamos que se las hagas a personas en quien confíes, pero que no estén vinculadas con tu sitio, para que lo evalúen con sinceridad.

También te recomendamos que investigues las páginas que han perdido posiciones: ¿qué páginas y qué tipos de búsqueda se han visto más afectados? Revísalas detenidamente y hazte las preguntas que se incluyen a continuación para evaluarlas.

Preguntas sobre la calidad y el contenido

  • ¿Ofrece el contenido información, datos de informes, investigaciones o análisis originales?
  • ¿Proporciona el contenido una descripción sustancial, completa o exhaustiva del tema que trata?
  • ¿Proporciona el contenido información interesante y no trivial, o se analiza un tema con una perspectiva útil?
  • Si el contenido cita otras fuentes, ¿aporta suficiente valor y originalidad o, por el contrario, se limita a copiar o reescribir información incluida en esas fuentes?
  • ¿Es útil y descriptivo el título del contenido o de la página?
  • ¿Se evitan en el título del contenido o de la página las exageraciones o las expresiones impactantes?
  • ¿Se trata del tipo de página que querrías añadir a tus marcadores, compartir con un amigo o recomendar a alguien?
  • ¿Esperarías ver este contenido en una revista, una enciclopedia o un libro, aunque sea simplemente como referencia?
  • ¿Proporciona el contenido información valiosa si se compara con otras páginas que aparecen en los resultados de búsqueda?

Preguntas sobre la autoridad del contenido

  • ¿Presenta el contenido la información de una forma fiable? Por ejemplo, ¿cita las fuentes de forma clara, parece que lo haya producido un experto o se proporciona información sobre el autor o el sitio que lo publica, por ejemplo mediante enlaces a una página que trate sobre ellos?
  • Si alguien buscara más información sobre el sitio que publica el contenido, ¿concluiría que es de confianza o una autoridad reconocida del tema que trata?
  • ¿Está escrito el contenido por un experto o entusiasta del tema cuyos conocimientos están demostrados?
  • ¿Se ha comprobado que no haya errores en el contenido que sean fáciles de verificar?

Preguntas sobre la presentación y la producción

  • ¿El contenido tiene errores ortográficos o de estilo?
  • ¿Se nota que se ha dedicado tiempo y esfuerzo a crear el contenido o, por el contrario, parece descuidado o que se ha creado de forma apresurada?
  • ¿Es el contenido obra de muchos autores distintos o está repartido en una gran cantidad de sitios, de modo que el de algunas páginas o sitios no está hecho con la misma atención al detalle ni el mismo cuidado?
  • ¿Hay demasiados anuncios que distraen o interfieren con el contenido principal?
  • ¿Se muestra correctamente el contenido en los dispositivos móviles?

Contenido dirigido a personas

El contenido dirigido a personas es contenido que se crea pensando principalmente en los usuarios y no con el objetivo de manipular el posicionamiento en los buscadores. ¿Cómo puedes evaluar si estás creando contenido dirigido a personas? Si respondes de forma afirmativa a las siguientes preguntas, probablemente estés en el camino correcto siguiendo una estrategia centrada en las personas:

  • ¿Tienes una audiencia ya captada o prevista para tu empresa o sitio, a la que le resultaría útil el contenido si se pusiera en contacto directamente contigo?
  • ¿Tu contenido se basa claramente en experiencias de primera mano y en un conocimiento profundo del tema (como la experiencia derivada de haber usado un producto o servicio, o de haber visitado un lugar)?
  • ¿Tu sitio tiene un objetivo o enfoque principal?
  • Después de leer tu contenido, ¿alguna persona creerá que ha aprendido lo suficiente sobre un tema como para conseguir su objetivo?
  • ¿Las personas que lean tu contenido sentirán que han tenido una experiencia satisfactoria?

Evitar crear contenido centrado en los buscadores

Para tener éxito en la Búsqueda de Google, te recomendamos que te centres en crear contenido pensando en los usuarios, en lugar de crear contenido pensando en conseguir un buen posicionamiento en los buscadores. Si respondes de forma afirmativa a todas o a alguna de las preguntas siguientes, deberías replantearte la forma de crear contenido:

  • ¿El contenido se ha creado principalmente para atraer visitas de los buscadores?
  • ¿Creas mucho contenido sobre muchos temas distintos con la esperanza de que alguno de ellos tenga un buen rendimiento en los resultados de búsqueda?
  • ¿Utilizas alguna automatización exhaustiva para crear contenido sobre muchos temas?
  • ¿Resumes principalmente lo que dicen los demás sin aportar ningún valor?
  • ¿Escribes sobre temas solo porque parece que son tendencia y no porque le interesen a tu audiencia?
  • ¿Las personas que lean tu contenido sentirán que tienen que volver a buscar información de mejor calidad de otras fuentes?
  • ¿Escribes una cantidad de palabras concreta porque has oído o has leído que Google tiene un recuento de palabras preferido? (No es cierto).
  • ¿Has introducido alguna temática sin tener conocimientos reales sobre ella, simplemente porque pensabas que recibirías tráfico de búsqueda?
  • ¿Tu contenido promete responder a una pregunta que no tiene respuesta (por ejemplo, sugiere que hay una fecha de lanzamiento para un producto, una película o una serie cuando todavía no se ha confirmado)?

¿Y qué hay del SEO? ¿Acaso no es una estrategia centrada en los buscadores?

Hay algunas cosas que puedes hacer específicamente para ayudar a los buscadores a descubrir e interpretar mejor tu contenido. En conjunto, estas acciones se denominan "optimización en buscadores" o "SEO". En la guía de SEO de Google se indican algunas prácticas recomendadas. El SEO puede ser útil cuando se aplica a contenido centrado en las personas, no a contenido centrado en los buscadores.

E-A-T y las directrices de los evaluadores de calidad

Los sistemas automatizados de Google están diseñados para tener en cuenta muchos factores distintos a la hora de posicionar el contenido de calidad. Tras identificar el contenido relevante, nuestros sistemas intentan dar prioridad a los contenidos que resultan más útiles. Para ello, identifican un conjunto de factores que puede ayudar a determinar qué contenido demuestra conocimiento, autoridad y fiabilidad (E-A-T).

Aunque E-A-T no es un factor que influya en el posicionamiento en sí mismo, es útil combinar varios factores que identifiquen contenido con un buen nivel de conocimiento, autoridad y fiabilidad. Por ejemplo, nuestros sistemas le dan más importancia al contenido que está estrechamente relacionado con E-A-T en temas que podrían afectar significativamente a la salud, a la estabilidad financiera o la seguridad de las personas, o bien al bienestar de la sociedad. Nos referimos a estos temas con el acrónimo YMYL, del inglés "Your Money or Your Life"; es decir, temas relacionados con el dinero o la vida.

Los evaluadores de calidad de búsqueda son usuarios que nos informan sobre si nuestros algoritmos devuelven buenos resultados, por lo que también nos sirven para confirmar que los cambios que hacemos funcionan correctamente. En concreto, se forma a los evaluadores para identificar si un contenido se ajusta a un buen nivel de conocimiento, autoridad y fiabilidad. Los criterios que siguen para hacerlo se detallan en nuestras directrices para evaluadores de calidad de búsqueda.

Consultar las directrices puede ayudarte a evaluar tu contenido según los criterios de conocimiento, autoridad y fiabilidad (E-A-T), saber cómo mejorarlo y hacer que se ajuste a las diferentes señales que usan nuestros sistemas automatizados para posicionar el contenido.