Introducción al SEO para móviles

Queremos asegurarnos de que tu sitio web aparezca en los resultados de búsqueda. Te indicaremos cómo configurarlo para varios dispositivos y cómo permitir que este se interprete correctamente en los motores de búsqueda.

Elegir la configuración para móviles

Tres configuraciones de sitios web móviles

Hay tres técnicas principales para implementar un sitio web que se pueda mostrar en varios tamaños y tipos de pantalla. En el gráfico siguiente se comparan estos tres métodos:

Configuración ¿La URL permanece invariable? ¿El código HTML permanece invariable?
Diseño web adaptable Sí Sí
Publicación dinámica Sí No
URL independientes No No
  1. Diseño web adaptable: se proporciona el mismo código HTML en la misma URL, independientemente del dispositivo del usuario (ordenador, tablet, móvil o navegador no visual), pero se puede procesar la presentación de manera diferente (es decir, "responder") en función del tamaño de la pantalla. Este es el patrón de diseño que recomienda Google.

  2. Publicación dinámica: se utiliza la misma URL, independientemente del dispositivo, pero se genera una versión diferente del código HTML para diferentes tipos de dispositivo en función de la información sobre el navegador del usuario que se reciba en el servidor.

  3. URL independientes: se proporciona código diferente para cada dispositivo y en URL independientes. Con esta configuración, se intenta detectar el dispositivo de los usuarios y, a continuación, se redirige a estos a la página correspondiente mediante redireccionamientos HTTP junto con la cabecera HTTP Vary.

Google no tiene preferencia por ningún formato de URL en concreto, siempre y cuando todos los agentes de usuario del robot de Google puedan acceder a las páginas y a todos sus elementos.

Para obtener más información sobre cómo seleccionar una configuración de sitio web para móviles (y sopesar los pros y los contras de cada opción), consulta la sección Crear sitios web para el consumidor multipantalla.

Claves de la optimización para móviles

Como ya hemos explicado, puedes elegir varias configuraciones a fin de optimizar tu sitio web para móviles. Sin embargo, se deben tener en cuenta tres puntos clave, independientemente de la configuración elegida.

  1. Indica a Google si una página tiene formato para móviles (o si hay una página equivalente con formato para móviles). Esto ayuda a Google a mostrar el contenido adecuado a los usuarios en los resultados de búsqueda.
  2. Comprueba que los recursos se puedan rastrear. No utilices el archivo robots.txt para impedir que los motores de búsqueda tengan acceso a archivos importantes del sitio web que ayudan a procesar la página (incluidos los anuncios). Si el robot de Google no tiene acceso a los recursos de una página como, por ejemplo, al código CSS o JavaScript o a las imágenes, puede que no detectemos que está creada para mostrarse y funcionar bien en el navegador de un dispositivo móvil. Es decir, puede que no detectemos que la página está "optimizada para móviles" y, por lo tanto, no la mostremos correctamente a los usuarios que realicen una búsqueda.
  3. Evita los errores habituales que crean frustración en los visitantes que utilizan el dispositivo móvil como, por ejemplo, incluir vídeos que no se pueden reproducir (como al usar vídeo Flash como contenido importante de la página). Si se ofrece una experiencia deficiente para los usuarios que quieren realizar una búsqueda en las páginas para móviles, es posible que empeore su posicionamiento o se muestren con una advertencia en los resultados de búsqueda para móviles. Puedes obtener más información al respecto en la sección Errores habituales.

Diferencias entre dispositivos

Móviles: en este documento, cuando se habla de móviles o de dispositivos móviles se hace referencia a los smartphones como, por ejemplo, los dispositivos con Android, los iPhone o los Windows Phone. Los navegadores para móviles se parecen a los navegadores para ordenadores porque en ellos se puede procesar gran parte de la especificación HTML5, aunque su tamaño de pantalla sea inferior y, en casi todos los casos, la orientación predeterminada sea vertical.

Tablets: consideramos los tablets como dispositivos que pertenecen a una clase propia. Por eso, cuando hablamos de dispositivos móviles, por lo general no incluimos los tablets en la definición. Las pantallas de los tablets suelen ser más grandes, lo que significa que, a menos que ofrezcas contenido optimizado para tablets, los usuarios esperan ver el sitio web como se vería en el navegador de un ordenador y no en el navegador de un smartphone.

Teléfonos multimedia: son teléfonos con navegadores en los que se pueden procesar páginas codificadas para cumplir las normas estándar de XHTML y que son compatibles con las etiquetas HTML5, con JavaScript o con ECMAscript. Sin embargo, podrían no ser compatibles con algunas de las API de extensión de la norma estándar de HTML5. Normalmente, es el caso de los navegadores de la mayoría de teléfonos 3G que no son smartphones.

Teléfonos de gama baja: en estos teléfonos, no es posible procesar en los navegadores páginas web normales para ordenadores codificadas con la norma estándar de HTML. Entre estos navegadores, se incluyen en los que solo se procesa cHTML (iMode), WML, XHTML-MP, etc.