Organízate con las colecciones Guarda y clasifica el contenido según tus preferencias.

Prácticas recomendadas para la indexación centrada en los móviles y los sitios web móviles

Siempre que puede, Google indexa y posiciona las versiones para móviles del contenido de los sitios, rastreadas con el agente para smartphones. Este método se denomina indexación centrada en los móviles.

Aunque no hace falta que tengas una versión para móviles de tus páginas para que tu contenido se incluya en los resultados de búsqueda de Google, es muy recomendable que lo hagas. Estas prácticas recomendadas se aplican a los sitios web móviles en general y, por definición, a la indexación centrada en los móviles.

La indexación centrada en los móviles se utiliza de manera predeterminada en todos los sitios web nuevos (es decir, los que acaban de aparecer en la Web y los que la Búsqueda de Google no conocía). En cuanto a los sitios web más antiguos o ya conocidos, también monitorizamos y evaluamos sus páginas según las prácticas recomendadas que se explican en esta guía. A través de Search Console, informamos a los propietarios de sitios sobre la fecha a partir de la cual hemos empezado a usar la indexación centrada en los móviles en su sitio.

Para que tus usuarios tengan la mejor experiencia posible, sigue las prácticas recomendadas que se detallan en esta guía.

Crear un sitio optimizado para móviles

Si todavía no lo has hecho, crea un sitio web optimizado para móviles, de modo que los usuarios que visiten tu sitio a través de un teléfono móvil puedan disfrutar de una experiencia excelente. Hay tres configuraciones que puedes elegir al crear un sitio optimizado para móviles:

  • Diseño adaptable: se proporciona el mismo código HTML en la misma URL independientemente de si el dispositivo del usuario es un ordenador, una tablet, un móvil o un navegador no visual, pero se puede renderizar de manera diferente en función del tamaño de la pantalla. Google recomienda usar el diseño web adaptable porque es el patrón de diseño más sencillo de implementar y mantener.
  • Publicación dinámica: se usa la misma URL independientemente del dispositivo. Esta configuración se basa en el sniffing de user-agent y en el encabezado de respuesta HTTP Vary: user-agent para servir una versión distinta del HTML a diferentes dispositivos.
  • URLs independientes: se proporciona código HTML diferente a cada dispositivo y en URLs independientes. Al igual que la publicación dinámica, esta configuración se basa en el user-agent y en los encabezados HTTP Vary para redirigir a los usuarios a la versión del sitio adecuada para su dispositivo.

El contenido de esta guía solo es aplicable a las configuraciones de publicación dinámica y URLs independientes. En el caso del diseño adaptable, el contenido y los metadatos son los mismos en las versiones para móviles y para ordenadores de las páginas.

Asegúrate de que Google pueda acceder a tu contenido y renderizarlo

Comprueba que Google pueda acceder y renderizar los recursos y el contenido de tu página para móviles.

  • Usa las mismas etiquetas meta robots en el sitio para móviles y en el sitio para ordenadores. Si en la versión para móviles de una página utilizas etiquetas meta robots distintas (sobre todo las etiquetas noindex o nofollow), es posible que Google no pueda rastrearla ni indexarla cuando en tu sitio empiece a aplicarse el método de indexación centrada en los móviles.
  • No hagas que se cargue contenido importante en diferido a partir de la interacción de los usuarios. Google no carga el contenido que, para renderizarse, necesita que un usuario interactúe con la página (por ejemplo, deslizando el dedo, haciendo clic o escribiendo). Asegúrate de que Google pueda ver el contenido que se carga en diferido.
  • Deja que Google rastree tus recursos. Algunos recursos de los sitios web móviles tienen URLs distintas a las del sitio para ordenadores. Si quieres que Google rastree tus URL, comprueba que ninguna esté bloqueada mediante la regla disallow.

Comprueba que el contenido de tu sitio sea el mismo tanto en la versión para ordenadores como en la versión para móviles

Aunque dos versiones de una página tengan el mismo contenido, es posible que Google lo entienda de forma distinta si el DOM o el diseño de las páginas son diferentes. Sin embargo, al tener el mismo contenido en la versión para ordenadores y para móviles te aseguras de que las dos versiones puedan clasificarse para las mismas palabras clave.

  • Asegúrate de que tu sitio móvil incluya el mismo contenido que tu sitio para ordenadores. Si el sitio web móvil tiene menos contenido que el sitio para ordenadores, te recomendamos que actualices el primero para que su contenido principal sea equivalente al del segundo. Puedes usar un diseño distinto en móviles para maximizar la experiencia de usuario (por ejemplo, moviendo el contenido a acordeones o pestañas). Solo tienes que asegurarte de que el contenido sea equivalente al del sitio para ordenadores, ya que casi toda la indexación de tu sitio procede de la versión para móviles.
  • Usa los mismos encabezados claros y descriptivos en tu sitio web móvil y en tu sitio para ordenadores.

Revisa tus datos estructurados

Si tienes datos estructurados en tu sitio, asegúrate de que estén presentes en ambas versiones. A continuación se indica qué puedes revisar:

  • Asegúrate de que tu sitio móvil y su versión para ordenadores tengan los mismos datos estructurados. Si tienes que priorizar qué tipos deberías añadir a tu sitio web móvil, empieza por estos: Breadcrumb, Product y VideoObject.
  • Utiliza URL correctas en los datos estructurados. Comprueba que las URLs incluidas en los datos estructurados del sitio web móvil sean URLs para móviles.
  • Si usas el Marcador de datos, entrénalo aplicándolo a tu sitio móvil. Si introduces datos estructurados mediante el Marcador de datos, consulta con frecuencia el panel de control del Marcador de datos para ver si hay errores de extracción.

Usa los mismos metadatos en ambas versiones de tu sitio

Asegúrate de que el elemento title y la metadescripción sean equivalentes en ambas versiones de tu sitio.

Comprueba dónde aparecen los anuncios

No permitas que los anuncios afecten al posicionamiento de tus páginas para móviles. Sigue los estándares Better Ads al mostrar anuncios en dispositivos móviles. Por ejemplo, los anuncios situados en la parte superior de las páginas pueden ocupar demasiado espacio en dispositivos móviles, lo que genera una mala experiencia de usuario.

Revisa el contenido visual

Comprueba las imágenes

Asegúrate de que las imágenes de tu sitio web móvil sigan las prácticas recomendadas para imágenes; en particular, te recomendamos que hagas lo siguiente:

  • Proporciona imágenes de alta calidad. No utilices imágenes demasiado pequeñas ni de baja resolución en tu sitio web móvil.
  • Usa un formato de imagen admitido. No utilices formatos o etiquetas que no se admitan. Por ejemplo, Google admite imágenes en formato SVG, pero nuestros sistemas no pueden indexar las imágenes .jpg de etiquetas <image> situadas dentro de elementos SVG insertados.
  • No uses URL que cambien cada vez que la página cargue las imágenes. Google no puede procesar ni indexar correctamente tus recursos si sus URLs cambian de manera constante.
  • Añade a las imágenes del sitio móvil el mismo texto alternativo que tienen las del sitio para ordenadores. Proporciona texto alternativo descriptivo en las imágenes de tu sitio móvil tal como haces en tu sitio para ordenadores.
  • Asegúrate de que la calidad del contenido de tus páginas para móviles sea tan buena como la de la versión para ordenadores. Al igual que en tu sitio web para ordenadores, utiliza títulos, subtítulos, nombres de archivo y texto que sean pertinentes para las imágenes de tu sitio web móvil.

Comprueba los vídeos

Asegúrate de que los vídeos de tu sitio web móvil sigan las prácticas recomendadas para vídeos; en particular, te recomendamos que hagas lo siguiente:

  • No uses URL que cambien cada vez que tu página cargue los vídeos. Google no puede procesar ni indexar correctamente tus recursos si sus URLs cambian de manera constante.
  • Utiliza un formato de vídeo que se admita e incluye los vídeos en etiquetas compatibles. En las páginas, los vídeos se identifican mediante la presencia de etiquetas HTML como <video>, <embed> o <object>.
  • Usa los mismos datos estructurados de vídeo tanto en tu sitio móvil como en su versión para ordenadores. Para obtener más información, revisa los datos estructurados.
  • Coloca los vídeos en un lugar que los usuarios de dispositivos móviles puedan encontrar fácilmente. Por ejemplo, un vídeo puede perder posicionamiento si los usuarios tienen que desplazarse demasiado hacia abajo para encontrarlo en una página para móviles.

Otras prácticas recomendadas sobre URL independientes

Si las URLs que utiliza tu sitio en la versión para ordenadores son distintas a las que tiene en la versión para móviles (lo que se conoce como "versión m."), te recomendamos que hagas lo siguiente:

  • Comprueba que el estado de error de tus páginas sea el mismo en ambas versiones. Si una página de tu sitio para ordenadores muestra contenido normal, pero el sitio web móvil devuelve una página de error, esa página no se incluirá en el índice.
  • Asegúrate de que la versión para móviles de tu sitio no tenga URLs con fragmentos. Los fragmentos de URL son la parte que se encuentra al final de las URLs y que empieza por #. La mayoría de las veces, las URLs con fragmentos no se pueden indexar, por lo que no se incluirán en el índice una vez que tu dominio pase a la indexación centrada en los móviles.
  • Comprueba que las páginas para ordenadores que ofrecen contenido diferente tengan una versión para móviles equivalente. Si varias URLs redirigen a la misma URL (por ejemplo, a la página principal en dispositivos móviles), todas esas páginas no se incluirán en el índice una vez que tu dominio pase a la indexación centrada en los móviles.
  • Verifica las dos versiones de tu sitio en Search Console. De este modo, te aseguras de tener acceso a los datos y los mensajes de ambas versiones. Se puede producir un cambio en los datos de tu sitio cuando Google empiece a indexarlo mediante la indexación centrada en los móviles.
  • Comprueba los enlaces hreflang de distintas URLs. Si has incluido elementos link rel=hreflang para internacionalizar el sitio, los enlaces hreflang del sitio web móvil deben dirigir a URLs para móviles, y los hreflang del sitio para ordenadores deben llevar a URLs para ordenadores.

    A continuación se muestra un ejemplo de hreflang de la página principal de un sitio que tiene URLs distintas para móviles y ordenadores.

    Dispositivos móviles

    En este ejemplo, la URL del sitio web móvil es https://m.example.com/.

    <link rel="canonical" href="https://example.com/">
    <link rel="alternate" hreflang="es" href="https://m.example.com/es/">
    <link rel="alternate" hreflang="fr" href="https://m.example.com/fr/">
    <link rel="alternate" hreflang="de" href="https://m.example.com/de/">
    <link rel="alternate" hreflang="th" href="https://m.example.com/th/">

    Ordenadores

    En este ejemplo, la URL de la versión para ordenadores del sitio es https://example.com/.

    <link rel="canonical" href="https://example.com/">
    <link rel="alternate" media="only screen and (max-width: 640px)" href="https://m.example.com/">
    <link rel="alternate" hreflang="es" href="https://example.com/es/">
    <link rel="alternate" hreflang="fr" href="https://example.com/fr/">
    <link rel="alternate" hreflang="de" href="https://example.com/de/">
    <link rel="alternate" hreflang="th" href="https://example.com/th/">
  • Prepara tu sitio móvil para que pueda hacer frente a un posible aumento de la frecuencia de rastreo.
  • Comprueba que tus reglas robots.txt funcionen del modo esperado en ambas versiones del sitio. Con un archivo robots.txt, puedes indicar qué partes de tu sitio web pueden rastrearse y cuáles no. En la mayoría de los casos, debes usar las mismas reglas robots.txt en ambas versiones de tu sitio.
  • Utiliza los elementos link rel=canonical y rel=alternate correctos en ambas versiones de tu sitio web. La URL para ordenadores siempre es la canónica, y la versión para móviles es la alternativa de esa URL.

    A continuación se muestra un ejemplo de rel=canonical y rel=alternate en un sitio configurado con URLs independientes.

    Móvil

    En este ejemplo, la URL del sitio web móvil es https://m.example.com/ e incluye un elemento link que dirige a la URL para ordenadores como URL canónica.

    <link rel="canonical" href="https://example.com/">

    Ordenadores

    En este ejemplo, la URL del sitio para ordenadores es https://example.com/ e incluye un elemento link que dirige a sí misma como URL canónica, seguido de otro elemento link que dirige a la versión para móviles como la versión alternativa de esa URL.

    <link rel="canonical" href="https://example.com/">
    <link rel="alternate" media="only screen and (max-width: 640px)" href="https://m.example.com/">

Solucionar problemas

En la tabla que se incluye a continuación, se indican los errores más habituales que pueden impedir que los sitios se indexen con el método de la indexación centrada en los móviles o que pueden afectar a su posicionamiento una vez que se haya hecho el cambio. Si tu sitio aún no se indexa mediante la indexación centrada en los móviles o ha perdido posiciones después del cambio, o si has recibido un mensaje en Search Console, consulta la tabla de errores habituales y soluciona los que tengas.

Errores

Faltan datos estructurados

Causa del problema: una página para móviles no tiene todo el marcado de datos estructurados que contiene la página para ordenadores equivalente.

Solución del problema

  1. Comprueba que haya datos estructurados en ambas versiones del sitio (para ordenadores y móviles).
  2. Asegúrate de que tu sitio móvil y su versión para ordenadores tengan los mismos datos estructurados.
  3. Utiliza URL correctas en los datos estructurados. Comprueba que las URLs incluidas en los datos estructurados del sitio móvil sean correctas.
  4. Revisa si se han producido errores al extraer tus datos estructurados. Si introduces datos estructurados mediante el Marcador de datos, consulta con frecuencia el panel de control del Marcador de datos para ver si hay errores de extracción.
  5. Verifica con la herramienta de inspección de URLs que el contenido sea visible en la página renderizada (que es como la ve Google).

Algunas páginas incluyen la etiqueta noindex

Causa del problema: no se ha podido indexar una página para móviles porque está bloqueada por una etiqueta noindex.

Solución del problema: usa las mismas etiquetas meta robots en el sitio web móvil y en el sitio para ordenadores. No incluyas la etiqueta noindex en tus páginas para móviles porque, si lo haces, Google no las incluirá en el índice cuando el sitio pase a indexarse con el método de indexación centrada en los móviles.

Faltan imágenes

Causa del problema: en una página para móviles faltan algunas de las imágenes importantes que tiene la página para ordenadores equivalente.

Solución del problema

  1. Asegúrate de que tu sitio móvil incluye el mismo contenido que tu sitio para ordenadores. Si la versión para móviles tiene menos contenido que el sitio para ordenadores, te recomendamos que actualices el sitio web móvil para que su contenido principal sea equivalente al del sitio para ordenadores. Recuerda que solo se indexa el contenido que está en la versión para móviles.
  2. Utiliza las mismas etiquetas meta robots en el sitio para móviles y en el sitio para ordenadores. No uses la etiqueta nofollow en tus páginas para móviles; si lo haces, Google no rastreará ni indexará las imágenes de esas páginas cuando tu sitio se pase a la indexación centrada en los móviles.
  3. Utiliza formatos y etiquetas de imagen que se admitan. Por ejemplo, Google admite imágenes en formato SVG, pero nuestros sistemas no pueden indexar las imágenes .jpg de etiquetas <image> situadas dentro de elementos SVG insertados.
  4. No hagas que se cargue contenido importante en diferido a partir de la interacción de los usuarios. Google no carga el contenido que, para renderizarse, necesita que un usuario interactúe con la página (por ejemplo, deslizando el dedo, haciendo clic o escribiendo). Asegúrate de que Google pueda ver el contenido que se carga en diferido.

Imagen bloqueada

Causa del problema: el archivo robots.txt ha bloqueado una imagen importante de una página para móviles.

Solución del problema: permite que Google rastree los recursos. Algunas imágenes del sitio móvil tienen URLs distintas a las del sitio para ordenadores. Si quieres que Google rastree tus URLs, no las bloquees con la regla disallow.

Imagen de baja calidad

Causa del problema: una imagen importante de una página para móviles es demasiado pequeña o de baja resolución.

Solución del problema: utiliza imágenes de alta calidad en tu sitio móvil que no sean ni demasiado pequeñas ni tengan una resolución baja.

Falta texto alternativo

Causa del problema: falta el texto alternativo de una imagen importante de una página para móviles.

Solución del problema: utiliza el mismo texto alternativo en las imágenes de tu sitio móvil que en tu sitio para ordenadores.

Faltan títulos de páginas

Causa del problema: a una página para móviles le falta el título.

Solución del problema: asegúrate de que los títulos y las metadescripciones de ambas versiones sean equivalentes.

Falta la metadescripción

Causa del problema: a una página para móviles le falta la metadescripción.

Solución del problema: asegúrate de que los títulos y las metadescripciones de ambas versiones sean equivalentes.

La URL de la página para móviles devuelve un error

Causa del problema: la página para móviles devuelve un error.

Solución del problema: comprueba que el estado de error de tus páginas sea el mismo en ambas versiones. Si una página de tu sitio para ordenadores muestra contenido normal, pero el sitio móvil devuelve una página de error, la página no se incluirá en el índice.

La URL para móviles tiene un fragmento de enlace

Causa del problema: una URL para móviles incluye un fragmento de enlace, y Google no puede indexar esas URLs.

Solución del problema: comprueba que la versión para móviles de tu sitio no incluya ninguna URL de fragmento. En la mayoría de los casos, estas URLs no se pueden indexar, por lo que, si tienes alguna, no se incluirá en el índice cuando tu dominio se pase a la indexación centrada en los móviles.

La página para móviles está bloqueada por el archivo robots.txt

Causa del problema: la página para móviles está bloqueada por una regla del archivo robots.txt.

Solución del problema: comprueba que las reglas de robots.txt y las etiquetas meta robots funcionan como esperabas en ambas versiones de tu sitio. Usa las mismas reglas robots.txt en las versiones para móviles y para ordenadores del sitio web.

Varias páginas para móviles tienen la misma página de destino

Causa del problema: varias páginas para ordenadores redirigen a la misma página para móviles.

Solución del problema: comprueba que las páginas para ordenadores que ofrecen contenido diferente tengan una versión para móviles equivalente. Si varias URLs redirigen a la misma URL para móviles, cuando tu dominio pase a la indexación centrada en los móviles, ninguna de esas páginas se incluirá en el índice.

El sitio para ordenadores redirige a la página principal del sitio móvil

Causa del problema: todas o la mayoría de las páginas de tu sitio para ordenadores redirigen a la página principal del sitio móvil.

Solución del problema: asegúrate de que tus páginas para ordenadores tengan una versión para móviles equivalente. Si varias URLs redirigen a la página principal para móviles, cuando tu dominio pase a la indexación centrada en los móviles, ninguna de esas páginas se incluirá en el índice.

Problemas de calidad de las páginas

Causa del problema: en una página para móviles hay problemas con los anuncios o faltan contenidos, títulos o descripciones de las imágenes.

Solución del problema:

  1. No permitas que los anuncios afecten al posicionamiento de tu página para móviles. Sigue los estándares Better Ads al mostrar anuncios en dispositivos móviles.
  2. Asegúrate de que el sitio web móvil incluya el mismo contenido que la versión para ordenadores. Si la versión para móviles tiene menos contenido que el sitio para ordenadores, te recomendamos que actualices el sitio web móvil para que su contenido principal sea equivalente al del sitio para ordenadores. Recuerda que solo se indexa el contenido que está en la versión para móviles.
  3. Utiliza en el sitio móvil los mismos encabezados claros y descriptivos que en la versión para ordenadores.
  4. Al igual que en tu sitio web para ordenadores, utiliza títulos, subtítulos, nombres de archivo y texto que sean pertinentes para las imágenes de tu sitio web móvil.

Problemas de vídeo

Causa del problema: en una página para móviles hay un vídeo cuyo formato no se admite, que está en una ubicación difícil de encontrar, que tarda mucho en cargarse o al que le faltan metadescripciones.

Solución del problema:

  1. Utiliza un formato de vídeo que se admita e incluye los vídeos en etiquetas compatibles. En las páginas, los vídeos se identifican mediante la presencia de etiquetas HTML como <video>, <embed> o <object>.
  2. No hagas que se cargue contenido importante en diferido a partir de la interacción de los usuarios. Google no carga el contenido que, para renderizarse, necesita que un usuario interactúe con la página (por ejemplo, deslizando el dedo, haciendo clic o escribiendo). Asegúrate de que Google pueda ver el contenido que se carga en diferido.
  3. Coloca el vídeo en una ubicación fácil de encontrar en tu sitio móvil. Por ejemplo, un vídeo puede perder posicionamiento si los usuarios tienen que desplazarse demasiado hacia abajo para encontrarlo en una página para móviles.

Problemas de carga del host

Causa del problema: algunos hosts no tienen suficiente carga.

Solución del problema: asegúrate de que tu sitio móvil tenga suficiente capacidad para hacer frente a un posible aumento de la frecuencia de rastreo.