Acerca de los sitemaps

¿Qué son los sitemaps?

Los sitemaps son archivos en los que se proporciona información sobre las páginas, los vídeos y otros archivos de tu sitio, así como sobre las relaciones que hay entre ellos. Los buscadores, como Google, leen estos archivos para rastrear los sitios de forma más eficaz. Los sitemaps informan a Google de qué archivos de un sitio son importantes según el webmaster y, además, incluyen datos importantes sobre ellos; por ejemplo, en el caso de las páginas, pueden indicar cuándo se actualizaron por última vez, cada cuánto se modifican y si tienen versiones en otros idiomas.

Con los sitemaps, puedes proporcionar información sobre determinados tipos de contenido que se encuentran en tus páginas, incluidos vídeos e imágenes. Por ejemplo:

  • En las entradas de vídeo de un sitemap, se pueden indicar la duración, la categoría y la calificación por edad recomendada de los vídeos.
  • En las entradas de imágenes de un sitemap, se pueden incluir el tema, el tipo y la licencia de las imágenes.

¿Necesito un sitemap?

Por lo general, si las páginas de tu sitio están bien enlazadas, Google podrá detectar la mayoría de ellas. No obstante, un sitemap puede mejorar el rastreo de los sitios grandes o muy complejos, o de los archivos muy especializados.

Aunque uses un sitemap, no garantizamos que vayamos a rastrear e indexar todos los elementos que incluya, ya que nuestros procesos programan los rastreos basándose en algoritmos complejos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, tu sitio se beneficiará de tener un sitemap y en ningún caso se verá perjudicado.

Es posible que necesites un sitemap en estos casos:

  • Tu sitio es muy grande. En este caso, es más probable que nuestros rastreadores web pasen por alto algunas páginas nuevas o actualizadas recientemente.
  • Tu sitio tiene muchas páginas de contenido que están aisladas o no están bien enlazadas entre sí. Si las páginas de tu sitio no hacen referencia las unas a las otras de forma natural, puedes incluirlas en un sitemap para asegurarte de que las rastreamos todas.
  • Es nuevo y hay pocos enlaces externos que dirigen a él. El robot de Google y otros rastreadores web van siguiendo enlaces de una página a otra para rastrear la Web. En consecuencia, es posible que no detecte tus páginas si no hay enlaces a ellas en otros sitios.
  • Tu sitio incluye una gran cantidad de rich media, como vídeo o imágenes, o aparece en Google Noticias. Podemos tener en cuenta información adicional de los sitemaps en la búsqueda, si es conveniente.

Quizá no te haga falta usar un sitemap en estos casos:

  • Tu sitio es pequeño. Con "pequeño", nos referimos a sitios de los que se quieran incluir en los resultados de búsqueda 500 páginas o menos.
  • Utilizas un servicio de alojamiento de sitios sencillo, como Blogger o Wix. Si tu sitio está alojado en un servicio que ofrece páginas y elementos de navegación predefinidos para que puedas configurar el sitio rápidamente, es posible que ese servicio haya creado un sitemap automáticamente y, por tanto, no tengas que hacer nada. Busca la palabra "sitemap" en su documentación para saber si genera sitemaps automáticamente o si, por el contrario, se te recomienda que crees uno. En este último caso, busca también cómo enviar un sitemap a tu servicio de alojamiento.
  • Tu sitio está totalmente enlazado de forma interna. En este caso, podemos encontrar todas las páginas importantes de tu sitio siguiendo enlaces desde la página principal.
  • No tienes muchos archivos multimedia (vídeo, imagen) o páginas de noticias que necesitas que aparezcan en el índice. Si quieres que los vídeos, las imágenes y los artículos de noticias que hay en tu sitio aparezcan en resultados de la Búsqueda de Google, inclúyelos en un sitemap para ayudarnos a encontrarlos e interpretarlos. Si no ves necesario que aparezcan en resultados de imágenes, vídeos o noticias, quizá no haga falta que uses un sitemap.