Páginas creadas con comportamiento malicioso

La distribución en tu sitio web de contenido o software que se comporte de un modo diferente al que espera el usuario implica una infracción de las Directrices para webmasters de Google. Se considera dentro de estos casos la distribución de cualquier software que manipule contenido en la página de un modo no previsto y que ejecute o descargue archivos en el ordenador del usuario sin su consentimiento o sin cumplir la Política de Software No Deseado de Google. Google no solo quiere ofrecer a los usuarios los resultados de búsqueda más relevantes, sino también mantener su seguridad en la Web.

A continuación se incluyen algunos ejemplos de comportamiento malicioso:

  • Cambiar o manipular la ubicación de contenido en una página para que un usuario crea que está haciendo clic en un enlace o en un botón determinado cuando, en realidad, su clic se registra en otro lugar de la página
  • Insertar nuevos anuncios o ventanas emergentes de páginas, cambiar unos anuncios por otros, o promocionar o instalar software que sirva para hacerlo
  • Incluir archivos no deseados en descargas solicitadas por un usuario
  • Instalar software malicioso, troyanos, software espía, anuncios o virus en el equipo de un usuario
  • Cambiar la página principal del navegador de un usuario o de sus preferencias de búsqueda sin haberle informado y sin su consentimiento