¿En qué consiste un traslado de sitio?

Como propietario de un sitio, es posible que en algún momento quieras trasladar el sitio a una URL o infraestructura diferentes. En esta página, se describen las distintas situaciones de traslados de sitios y se ofrecen sugerencias sobre cómo preparar, implementar y supervisar el movimiento.

En esta documentación, el rediseño de un sitio no se considera un traslado, incluso si implica agregar URL adicionales. Un rediseño supone cambiar el diseño de páginas existentes o agregar páginas con contenido nuevo. El traslado consiste en mover páginas existentes de una de las siguientes maneras:

  • Traslado de sitios sin cambios en la URL
    Se modifica la infraestructura subyacente que publica el sitio web, pero no se ven los cambios en la URL. Por ejemplo, si trasladas www.example.com a un proveedor de hosting diferente y conservas www.example.com como la misma URL raíz de tu sitio.
  • Traslado de sitios con cambios en la URL
    Cambian las URL de la página. Por ejemplo:
    • Cambios de protocolo: de http://www.example.com a https://www.example.com
    • Cambios en el nombre del dominio: de example.com a example.net
    • Cambios en la ruta de URL: de example.com/page.php?id=1 a example.com/widget

Si quieres cambiar la forma en que se publica tu sitio para los usuarios de dispositivos móviles y los de computadoras de escritorio, consulta la guía de diseño de sitios optimizados para dispositivos móviles.

Recomendaciones para todos los traslados de sitios

  • Divide el traslado en pasos más pequeños, siempre que sea conveniente para tu sitio.
    Primero, te recomendamos que muevas solo una parte del sitio para probar cualquier efecto que se pueda producir en el tráfico y la indexación de búsqueda. Luego, puedes trasladar el resto del sitio de una sola vez o en partes. Cuando elijas una sección inicial para probar el sitio, elige una que cambie con poca frecuencia y que no se vea afectada de manera significativa por eventos frecuentes o impredecibles. Ten en cuenta que, si bien solo mover una sección es una excelente forma de probar el traslado, no representará necesariamente el traslado del sitio completo en cuanto a la búsqueda. Cuantas más páginas traslades, más probabilidades habrá de que encuentres problemas adicionales para resolver. Una planificación cuidadosa puede reducir los inconvenientes.
  • Programa tu traslado para que coincida con el tráfico más bajo, si es posible.
    Si tu tráfico fluctúa según la temporada o disminuye en determinados días de la semana, es conveniente que traslades el sitio durante las disminuciones de tráfico recurrentes. Eso reducirá el impacto de cualquier falla y también dedicará más energía del servidor a ayudar a Googlebot a actualizar nuestro índice.
  • Se puede producir una fluctuación temporal en la clasificación del sitio durante el traslado.
    Con cualquier cambio significativo en un sitio, es posible que experimentes fluctuaciones en la clasificación mientras Google vuelve a rastrear e indexar tu sitio. Como regla general, un sitio web de tamaño mediano puede tardar algunas semanas en trasladar la mayoría de las páginas a nuestro índice; los sitios más grandes pueden tardar más. La velocidad a la que Googlebot y nuestros sistemas descubren y procesan las URL trasladadas depende, en gran medida, de la cantidad de URL y la velocidad de tu servidor. Enviar un mapa del sitio puede ayudar a que el proceso de descubrimiento sea más rápido, y también puedes trasladar el sitio en secciones.
  • Haz preguntas en la central de la Búsqueda de Google.
    Hay muchos consejos útiles en nuestra página de ayuda y respuestas a casos específicos en nuestros foros de usuarios. Si no encuentras una respuesta en particular, puedes hacer una pregunta en vivo a uno de nuestros especialistas de la Búsqueda de Google durante el horario de atención del equipo de SEO.
  • Si implica un cambio en la URL, procura realizar una prueba A/B o una ejecución de prueba.
    Planifica algunas semanas para que el rastreo y la indexación noten los cambios y algo de tiempo para supervisar el tráfico.