Retirar información de Google

Cuando se habla de retirar contenido de Google, cada persona puede entender algo distinto. Vamos a explicarte cómo solicitar que se retire información, pero te recomendamos que antes leas detenidamente la sección que hay a continuación.

Para retirar tu información, primero tienes que responder a estas dos preguntas:

  • Pregúntate si quieres retirarla solo de la Búsqueda de Google o si prefieres quitarla de toda la Web. Al retirar información de Google, no se quita de la Web, para lo que deberás seguir unos pasos adicionales.
  • ¿Quién controla la página de donde procede la información? La información que se muestra en los resultados de búsqueda de Google suele proceder de una fuente concreta, es decir, una página web, aunque no siempre es el caso. Debes conocer la fuente del contenido y saber quién controla esa fuente para bloquearla o retirarla.

    Ejemplos de fuentes que puedes controlar

    • Tus páginas de Blogger
    • Un sitio web de tu propiedad (por ejemplo, Antonio puede ser propietario de www.brandonsbaseballcards.com)
    • Un sitio de Wix o de WordPress gestionado por ti
    • Una entrada de Google My Business que has creado para tu empresa
    • Tus perfiles de redes sociales, como Twitter y Facebook

    Ejemplos de fuentes que probablemente no controles

    • Un artículo sobre ti de un sitio web de noticias
    • Una entrada del blog de alguien (aunque incluya una imagen o una foto que hayas hecho tú, no tienes control sobre la página en la que se aloja)
    • Una página de Pinterest en la que un usuario ha puesto una foto hecha por ti o en la que sales tú
    • Un artículo de Wikipedia sobre ti
    • El perfil de Twitter o de Facebook de otra persona

Es probable que quieras retirar tu información tanto de los resultados de búsqueda de Google como de la Web, pero debes tomar medidas diferentes en cada caso.

Retirar información de los resultados de búsqueda de Google

El proceso que debes seguir para retirar información de los resultados de búsqueda de Google es diferente en función de si controlas la página en la que se aloja.

Si tienes control sobre la página

Si el contenido está alojado en un sitio web que controlas o se gestiona mediante una cuenta que tienes (por ejemplo, en una página de Blogger), o bien si has verificado la propiedad del sitio en Google Search Console, a continuación se indica qué debes hacer para retirarlo de los resultados de búsqueda de Google.

Si la página de origen ya no existe en la Web o no se puede acceder a ella

Si la página de la que procede la información ya no se encuentra en la Web o hace falta iniciar sesión para acceder a ella, solicita que se retire su URL. Para hacerlo, debes iniciar sesión con una cuenta de Google.

Si la información aún existe en la Web

Si todavía puede accederse a la página de la que proviene la información desde la Web, no es necesario iniciar sesión para acceder a ella y no tiene una directiva noindex, sigue estos pasos:

  1. Oculta temporalmente la información de la Búsqueda de Google enviando una solicitud de retirada de la URL correspondiente. Las solicitudes suelen tardar un día en procesarse y surtir efecto, pero son temporales, de forma que esas URLs volverán a aparecer en los resultados de búsqueda de Google tras unos 90 días. Debes seguir los pasos adicionales descritos a continuación para retirar la información de los resultados de búsqueda de Google de manera permanente. Debes ser propietario verificado de la página en Search Console para hacerlo. Te recomendamos que retires la página tanto de los resultados de búsqueda como de la caché.
  2. Retira la información de los resultados de búsqueda de Google de forma permanente de alguna de estas maneras:
    • Bloquea el acceso a la información tal como se describe en la sección Quitar información de la Web.
    • Añade una etiqueta noindex o un encabezado a tu página. Importante: Si usas este método, comprueba que la página no esté bloqueada por un archivo robots.txt.
      O BIEN
    • Retira imágenes de los resultados de búsqueda bloqueando con un archivo robots.txt las propias imágenes o las páginas en las que se alojan. Recuerda que, de este modo, solo se elimina una imagen de los resultados de búsqueda, no la página entera. Si usas el archivo robots.txt, es posible que la página, no la imagen, se muestre en los resultados de búsqueda. Para impedir que la página en la que se aloja la imagen figure en los resultados de búsqueda, debes realizar cualquiera de las dos acciones anteriores.
  3. (Opcional) Retira o limita el acceso a la información. Consulta la sección Quitar información de la Web. Si no lo haces, los usuarios que tengan un enlace al contenido podrán seguir accediendo a él. En cambio, si lo haces, evitas que esa información aparezca en buscadores que no respeten las indicaciones del archivo robots.txt o la directiva noindex, o que un sitio web incluya enlaces a ese contenido.

Si no tienes control sobre la página web

El proceso que debe seguirse para retirar el contenido depende de si la información sigue apareciendo en la página en la que Google la ha encontrado:

El contenido ya no está en la página web de origen

Si el contenido ya no está disponible, puedes solicitar que Google lo retire de los resultados de búsqueda con la herramienta Retirar contenido obsoleto. Ten en cuenta lo siguiente:

  1. Estas solicitudes solo funcionan con páginas e imágenes que ya se han modificado o que se han retirado de la Web.
  2. Usa la URL correcta en tu solicitud. Si utilizas la URL que no es, no se retirará el resultado.
  3. Envía una solicitud por cada URL que hayas detectado en los resultados de búsqueda web y de imágenes de Google.

El contenido aún está en la página web de origen

  1. Ponte en contacto con el propietario del sitio web en cuestión y pídele que retire la página. Recuerda que debes pedirle que quite todas las copias de la información que tenga en sus páginas, así como todas las imágenes.
  2. Si no puedes ponerte en contacto con el propietario del sitio web o no quiere retirar la información, sigue estos pasos:
  3. Una vez que se haya retirado el contenido de su ubicación original, retira también la información de los resultados de búsqueda de Google con la herramienta Retirar contenido obsoleto. Debes solicitar que se retire la URL de cada página o imagen que aparece en los resultados de búsqueda de Google.

Quitar información de la Web

Si, además de retirar información de Google, quieres quitarla de la Web, tendrás que retirar o bloquear las páginas que la incluyan.

Si retiras información de Google, pero no quitas ni bloqueas su página de origen, podrán seguir visitándola los usuarios que ya tengan el enlace, ya sea porque han visitado la página antes, porque alguien se lo ha enviado o porque estaba en otras páginas.

Si tienes control sobre la página

Si no tienes control sobre la página

Más información

No estoy de acuerdo con algo que he encontrado en la Búsqueda de Google. ¿Se puede retirar?

Recuerda que puedes encontrar de todo en Internet, por lo que probablemente acabes viendo algo que no te guste o con lo que no estés de acuerdo. El objetivo de Google es identificar qué información de la Web resulta relevante para las consultas de los usuarios, no determinar si el material es en cierto modo inadecuado.

Sin embargo, si crees que realmente hay un problema, te indicamos algunas de las opciones disponibles:

¿Cómo se retira o actualiza información del panel de información de Google de los resultados de búsqueda?

Consulta cómo actualizar un panel de información de Google. Ten en cuenta que la información de esos paneles puede provenir de varias fuentes. En el caso de las solicitudes legales, solicita la retirada de contenido por motivos legales.

¿Cómo se quitan vídeos o entradas de YouTube, Blogger u otras propiedades de Google?

Consulta la sección Quitar información de la Web.

¿Por qué no puedo usar robots.txt para bloquear mi archivo?

Cuando incluyes un archivo robots.txt en tu sitio web, puedes indicar a Google que no rastree determinadas páginas. No obstante, si Google encuentra en otros sitios enlaces que lleven a ellas con texto que las describe, es posible que las acabe incluyendo en sus resultados de búsqueda. Además, si has incluido una etiqueta noindex en la página, Google no la detectará, ya que debe rastrear (obtener) la página para hacerlo, y no llegará a hacerlo si hay un archivo robots.txt bloqueándola. Por lo tanto, deberías dejar que Google rastree la página y detecte el encabezado o la etiqueta noindex. Aunque parezca algo ilógico, para asegurarte de que la página no aparezca en los resultados de búsqueda, debes permitir que Google intente obtenerla y no lo consiga porque se requiere contraseña o detecta la etiqueta noindex.

En cambio, las imágenes sí que tienen que bloquearse mediante el archivo robots.txt para que no se incluyan en los resultados de búsqueda.